Cuándo y cómo dar fruta a los bebés

Fruta

¿Cuando empezar a dar fruta a los bebés?

La fruta es uno de los primeros pasos que hay que dar a medida que nuestros bebés van creciendo, un paso más en la alimentación, y aunque los pediatras van a guiarte en el proceso, la primera vez que le des fruta será entre los 4 y 8 meses, no hay una edad definitiva para empezar a comer fruta. Particularmente empezamos a darle fruta a los bebés a los 4 meses, y como padres primerizos, creíamos que se comerían toda la papilla de fruta como merienda entera y no fue así.

Las primeras papillas de fruta se las comían a duras penas, apenas dos o tres cucharadas, hasta que le cogieron el gusto a la fruta y el plato les parecía pequeño. Como puedes imaginarte, a la hora de preparar la fruta tienes que pasarla muy bien por la batidora hasta que se quede tamizada.

¿Qué fruta le pongo en la papilla?

Nuestra pediatra nos recomendó que al principio, podíamos darle a los bebés plátano, manzana, zumo de naranja y pera. Y eso era lo que poníamos, al ser dos bebés, con una pieza de cada fruta si eran de buen tamaño daban para una gran cantidad de papilla, por lo que si tienes un sólo bebé, ten en cuenta que quizás un plátano, una manzana y una pera puede ser mucha cantidad. Prueba a cogerlas más pequeñas para que no te sobre y tengas que estar tirando todos los días fruta por si se pone mala. No todas las veces, en cualquier caso, les poníamos las mismas frutas, por ir variando un poco el sabor y que no se aburrieran.

¿Fruta a trozos?

Para ofrecerles la fruta a trozos y que ellos experimenten, sin peligro de que el trozo que corten sea grande y nos llevemos un susto, descubrimos unas bolsitas que ellos mismos pueden coger y chupar para ir comiendo el trozo de fruta cuando les apetezca y tanto como les apetezca. A nosotros nos daban bastante miedo darles trozos de frutas siendo tan pequeñas y con ese producto que te recomendamos estábamos tranquilos y se las comían tranquilamente. Estas bolsitas están de tela, era la que nosotros teníamos, o de silicona, las de silicona son más cómodas de limpiar y no cogen tanto color con los usos, pero las dos tienen la misma función. En Amazon las encuentras bajo el nombre Alimentador antiahogo de fruta para bebés.

Dar fruta fuera de casa

Llega el momento de qué hago si le toca fruta fuera de casa, pues ¡sin problema! Nosotros hemos ido utilizando varias productos que te ayudan a dar la fruta a los bebés sin provocar que te tengas que quedar en casa.

1. Termo de papillas para bebés. Los termos para papillas fue una de las primeras cosas que nos regalaron y de las que hemos utilizado más, y no sólo con la fruta. Para darle la fruta en la calle a los bebés con los termos es sencillo, haces la papilla con la fruta que toque ese día, pones todo dentro del termo, y a salir corriendo con la merienda prepara y perfecta. Sin olvidar la cuchara.

2. Bolsa con cuchara. Otro gran invento, pero no conserva la temperatura de la fruta y dura menos que en el termo, tampoco en caso tener dos bebés tienes cantidad suficiente, aunque para un sólo bebé sí es más que suficiente. Esto es una bolsita donde tú pones la fruta pero por uno de sus extremos hay una cuchara, solo tienes que apretar un poco y saldrá la papilla, muy cómodo, pero tendrás que triturar muy bien la fruta, o en caso contrario se se atascará y puede ser un engorro verte al bebé con hambre y tu sin poder dársela.

3. Bolsas reutilizables. Las bolsas reutilizables de comida ha sido lo último que hemos probado, cuando ya estábamos seguros que sabían comer por ellas mismas. Estas bolsas de fruta son iguales que las que encuentras en cualquier supermercado ya preparadas, estilo Danonino o estilo Hero Fruta, (que también salvan de algún apuro si toca merendar fuera de casa), aunque en este caso las preparas tú. Tienen una apertura por la que pones la papilla (de cremallera hermética, por abajo) y otra con una boquilla por donde chupa la fruta el bebé. Después se pueden limpiar y volver a utilizar las veces que haga falta. ¡Gran invento!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *