Cuándo y cómo dar agua a los bebés

Agua

Beber agua es fundamental para cualquier ser vivo, y nos componemos principalmente de eso, de agua. Pero posiblemente no has venido aquí a buscar cosas tan obvias como estas, sino que simplemente quieres saber cuándo es seguro dar de beber agua a tu bebé, a partir de qué edad lo recomiendan los pediatras. Sobre todo si eres una madre que tiene un bebé recién nacido y a los pocos meses llega el caluroso verano, te dará miedo a que se deshidrate.

Los mejores yogures para bebés

Yogures bebés

Va a llegar un momento en el que ves que tu bebé te pide la comida que tú estás comiendo y también va a llegar un momento en que te vas a dar cuenta que los yogures son totalmente inofensivos y posiblemente un postre o una merienda deliciosa para ellos. Una vez que llegues a esta conclusión tienes que preguntarte cuáles son los mejores yogures que ellos pueden tomar, y nosotros quizás no vamos a hacerte la mejor lista como podría hacerte alguna organización de consumo, aunque a nosotros no nos paga nadie y en este caso te vamos a decir cuáles son los yogures que les hemos dado a nuestros bebés.

Cuándo y cómo dar fruta a los bebés

Fruta

¿Cuando empezar a dar fruta a los bebés?

La fruta es uno de los primeros pasos que hay que dar a medida que nuestros bebés van creciendo, un paso más en la alimentación, y aunque los pediatras van a guiarte en el proceso, la primera vez que le des fruta será entre los 4 y 8 meses, no hay una edad definitiva para empezar a comer fruta. Particularmente empezamos a darle fruta a los bebés a los 4 meses, y como padres primerizos, creíamos que se comerían toda la papilla de fruta como merienda entera y no fue así.

Las primeras papillas de fruta se las comían a duras penas, apenas dos o tres cucharadas, hasta que le cogieron el gusto a la fruta y el plato les parecía pequeño. Como puedes imaginarte, a la hora de preparar la fruta tienes que pasarla muy bien por la batidora hasta que se quede tamizada.

¿Qué fruta le pongo en la papilla?

Nuestra pediatra nos recomendó que al principio, podíamos darle a los bebés plátano, manzana, zumo de naranja y pera. Y eso era lo que poníamos, al ser dos bebés, con una pieza de cada fruta si eran de buen tamaño daban para una gran cantidad de papilla, por lo que si tienes un sólo bebé, ten en cuenta que quizás un plátano, una manzana y una pera puede ser mucha cantidad. Prueba a cogerlas más pequeñas para que no te sobre y tengas que estar tirando todos los días fruta por si se pone mala. No todas las veces, en cualquier caso, les poníamos las mismas frutas, por ir variando un poco el sabor y que no se aburrieran.